Mi nombre es Inspector Iván Narváez Huerta, tengo 29 años y cinco meses de servicio a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México me siento satisfecho por todo lo que he logrado.

Mi nombre es Inspector Iván Narváez Huerta, tengo 29 años y cinco meses de servicio a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México me siento satisfecho por todo lo que he logrado.

Al inicio ingresé a esta corporación por necesidad, pero conforme pasó el tiempo fui tomando cariño y poniéndome la camiseta, ya que todos los servicios que se brindan se hacen en beneficio de la ciudadanía.

Mi esposa es un  pilar en este crecimiento y mis tres hijos quienes siguieron mis pasos, dos de ellos laboran en la Policía Bancaria e Industrial  (PBI) y una más en la Policía Auxiliar.

Mis hijos, desde pequeños me observaron portar el uniforme y sentían un orgullo de que fuera policía y ayudará a las personas en lo que necesitarán, por eso siempre les demostré los buenos valores que deben regir la vida de una buena persona.

La policía me deja grandes satisfacciones y orgullo, además de un apoyo para mi profesionalización, ya que estudió la Licenciatura en Administración a mis 50 años; no hay edad para lograr lo que se quiere.

El sacrificio que se tiene con la familia, es el poco tiempo para vernos, pero cuando se tiene la oportunidad disfrutamos al máximo de la familia.